Si sigues con vida, puedes establecer tu hogar y el hogar de otras personas cerca de una fuente de agua potable.

Como tienes una población que crece, puedes canalizar el agua para el saneamiento, erradicando así las enfermedades
causadas por las bacterias presentes en las heces.

Puedes regar tus cosechas y dar de beber a tus animales domésticos.

Esto te permitirá ser autosuficiente y generar mercados donde intercambiar bienes con tus vecinos.

Si bebes agua limpia, hidratas tu cuerpo a nivel intercelular y extracelular: seguirás con vida.

Como el lugar en el que vives tiene acceso a agua potable, los niños y en especial las niñas, pueden ir al colegio para recibir una buena educación.

Tu comunidad crecerá.

Tendrás trabajo, comida, agua, educación y comercio.

Tendrás un futuro.

Water
Water

Si te dijéramos que 663 millones de personas no tienen tienen acceso a agua potable, ¿qué imagen te vendría a la mente?

¿Gente sedienta?

Quizás.

Pero tener acceso a agua potable es mucho más que el mero hecho de beber. Es una cadena increíble de eventos interrelacionados que culmina en la posibilidad de tener un futuro.

Desde su creación, la Fundación We Are Water ha tenido siempre dos objetivos fundamentales: El primero es sensibilizar y hacer reflexionar a la opinión pública y a las instituciones sobre la necesidad de crear una nueva cultura del agua que permita el desarrollo justo y una gestión sostenible de los recursos hídricos en el mundo. El segundo es la realización de todo tipo de acciones destinadas a paliar los efectos negativos de la falta de recursos hídricos adecuados, tanto a través de la intervención en infraestructuras, educación, salud o el desarrollo en las zonas más necesitadas del planeta.

Puedes encontrar más información sobre la Fundación y los proyectos que llevamos a cabo en nuestra página web:

wearewater.org

We Are Water Foundation