Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtenermás información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

Proyectos
Logo oxfam

Agua para los campos de refugiados del este del Chad

Localización

Chad

Este del Chad, en plena zona del Sahel en África.

Ver todos los proyectos en un mapa

Beneficiarios

120.000

Duración

2011

Problemas

Falta de agua potable e infraestructuras de saneamiento para los refugiados. Escasez de recursos en una zona devastada por la sequía y desequilibrada demográficamente por el conflicto de Darfur. Progresivo descenso de la ayuda a causa del olvido internacional.

Objetivos

Suministro de agua. Creación de infraestructuras de saneamiento (letrinas, lavaderos, kits de higiene y vertederos de basura). Formación de promotores de higiene. Sensibilización de la opinión pública internacional sobre el conflicto de Darfur.

Descripción

Los campos de refugiados al este del Chad, acogen a cientos de miles de personas entre desplazados chadianos y refugiados provenientes de Darfur, la región del oeste de Sudán cuyo sangriento conflicto ha ido cayendo en el olvido internacional. Estos campos se encuentran en la región del Sahel, una zona semidesértica que se ha visto devastada los últimos años por una dura sequía. A la falta de agua se une la inexistencia de infraestructuras de saneamiento para los refugiados que conviven con desplazados y la población autóctona en un clima de tensiones internas.

El conflicto de Darfur, en Sudán occidental, enfrenta al gobierno con los grupos rebeldes desde principios del año 2003. Desde entonces, los ataques contra la población civil han hecho que alrededor de 400.000 personas hayan muerto y que más de dos millones y medio de personas (cerca de la mitad de la población de Darfur) hayan tenido que abandonar sus hogares y buscar refugio en las afueras de ciudades y pueblos y en campos de refugiados, principalmente en el este del Chad, país fronterizo con Darfur.

Una crisis en el olvido

La firma por el gobierno y algunos grupos rebeldes sudaneses del Acuerdo de Paz de Darfur en mayo del 2006 no ha servido para reducir los ataques contra civiles sino que, al contrario, se han recrudecido con el paso del tiempo. Esta violencia ha cruzado la frontera y se ha trasladado también al este de Chad creando un clima de inseguridad que agrava los movimientos migratorios y todos los problemas derivados de ellos.. Este conflicto ha ido cayendo progresivamente en el olvido de los medios de comunicación, por lo que Intermón Oxfam ha iniciado un programa de sensibilización de la opinión pública internacional, un factor importante para lograr más fondos de ayuda.

La región fronteriza con Sudán, en la que se han asentado los refugiados y en la que se han producido los ataques más graves contra la población chadiana, es parte del Sahel, un medio ambiente de extrema fragilidad, en el que el desierto avanza con rapidez y donde los recursos básicos como agua, madera y pastos para animales son escasos. Por ello, el impacto demográfico que ha supuesto la llegada de refugiados y desplazados pone en serio peligro la sostenibilidad de esos recursos.

Desde 2004, Intermón Oxfam trabaja en los campos de refugiados del este de Chad, donde conviven refugiados de Darfur, chadianos desplazados por tensiones internas dentro del propio país, y la población autóctona de la zona. Su trabajo se ha especializado en los proyectos de abastecimiento de agua y saneamiento en varios campos de refugiados, así como la distribución de bienes no alimenticios para mejorar la salud pública y evitar la aparición de epidemias y enfermedades.

Cinco campos de refugiados con 120.000 personas necesitadas de agua e infraestructuras de saneamiento

El programa de abastecimiento de agua y saneamiento para los refugiados del conflicto de Darfur abarca cinco campos en el Chad: Djabal (17.531 personas beneficiadas), Goz Amer (23.288), Aradib (19.844), Habilé (45.756) y Ville de Goz Beida (14.500). Todos estos campos necesitan infraestructuras de suministro de agua potable y de saneamiento, así como la educación en prácticas higiénicas para evitar enfermedades. En algunos campos, como los de Djabal y a Goz Beida el suministro de agua supera los 300.000 litros diarios.

Estos trabajos consisten básicamente en:

  1. Asegurar el suministro de agua.
  2. Gestionar los tanques de agua y mejorar y sanear pozos y fuentes.
  3. Distribuir recipientes adecuados para el transporte del agua.
  4. Construir letrinas.Construir lavaderos.

El problema de la higiene

Por otra parte, es necesario distribuir entre los refugiados bienes no alimenticios, como el jabón y elementos para la limpieza de las letrinas, cubos, contenedores de basura y mosquiteras y crear espacios para quemar las basuras para evitar la contaminación del agua y la propagación de enfermedades.

Un objetivo prioritario es reducir el riesgo de propagación de epidemias y enfermedades. Dependiendo de los campos, la situación es más o menos favorable; por ejemplo el campo de Goz Beida es altamente complicado por el riesgo de epidemias, la concentración de basura y la falta de aguas subterráneas.

Una parte fundamental de esta labor de ayuda es la educación en prácticas higiénicas y saludables. Intermón Oxfam forma promotores de higiene y salud para que gestionen los sistemas de saneamiento e integren a toda la comunidad en la realización de estas tareas.

100%
Objetivo20.000€