Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtenermás información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

Agua y Energía, un binomio indivisible

19 de marzo de 2014
  • En el Día Mundial del Agua La Fundación We Are Water hace un llamamiento internacional a la acción y a la concienciación social, en el marco de la agenda Post 2015 y los ODS.
  • El 20 de marzo se celebra en el Roca Barcelona Gallery una mesa redonda con el título “Agua y Energía, el reto de la eficiencia”, sobre la temática designada por las Naciones Unidas para este año 2014.
  • La Fundación impulsa diversas acciones de llamamiento a la acción y de concienciación en 12 países.

logo-es

En el marco del Día Mundial del Agua (22 de marzo), la Fundación We Are Water, fiel a su trayectoria desde su creación, impulsa este año diversas acciones de llamamiento a la acción social y a la concienciación de la población a nivel internacional.

El 20 de marzo se organiza en el Roca Barcelona Gallery la mesa redonda, Agua y Energía, el reto de la eficiencia, que entra de lleno en la temática designada por las Naciones Unidas para este año 2014.

Agua y Energía, el reto de la eficiencia se formula en formato de debate constructivo y participativo, y contempla este binomio indivisible desde una perspectiva tecnológica, científica, educativa y solidaria.

Con el fin de afrontar estos retos en búsqueda de nuevas soluciones desde la perspectiva cooperativa del nexo Agua-Energía, participarán en esta mesa redonda especialistas del ámbito científico y técnico y a representantes del sector educativo y solidario para que expongan y compartan datos e ideas y se lleguen a formular propuestas concretas.

Un objetivo importante de esta mesa redonda es conseguir intercambios de conocimiento, crear sinergias de comunicación y planear estrategias intersectoriales que ayuden a afrontar este gran reto y a aunar esfuerzos para un mayor crecimiento socioeconómico .

El debate se enmarca en el contexto de la exposición Agua, el derecho a una vida digna de la Fundación We Are Water, que podrá visitarse en el Roca Barcelona Gallery hasta el 19 de abril.

null

También, la Fundación We Are Water impulsa en el marco del Día Mundial del agua acciones solidarias y de concienciación a nivel internacional. Las actividades se desarrollan, con el objetivo de captar fondos para los proyectos de la Fundación, simultáneamente en 12 países: Bulgaria, Portugal, Reino Unido, India, Brasil, Dubai, Francia, Polonia, China, Rusia, República Checa y Argentina.

Síguenos en el Día Mundial del Agua

Sin energía no hay agua y sin agua no hay energía: datos para la reflexión

La Organización de las Naciones Unidas prevé introducir el tema del agua y la energía como uno de los puntos prioritarios en la agenda del desarrollo post-2015 y en la conceptualización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Los datos recientes aportados por ONU-Agua muestran claramente la intrínseca relación que existe entre el agua-energía y alertan sobre los problemas que nos acechan en un futuro inmediato. En la pasada Conferencia Anual 2014 de ONU-Agua que se celebró en Zaragoza del 13 al 16 de enero pasados, quedó de manifiesto la intrínseca y estrecha relación entre ambos recursos y la magnitud del problema a solucionar.

En 2010, el 15 % de todas las extracciones de agua dulce se destinaron a la producción energética. Esta cifra sólo es superada por la agricultura y equivale a unos 580 millones de metros cúbicos. Para decirlo de otra manera: el sector de la energía absorbe agua aproximadamente a la misma velocidad que el caudal del Ganges o del Mississippi, dos de los ríos mayores del mundo. La mayor parte de este agua se usa, además de para la producción hidroeléctrica, para la refrigeración de las centrales térmicas. Por otro lado, la energía es esencial para el suministro de agua y es necesaria para los sistemas que la recogen, transportan, distribuyen y tratan.

Por otra parte, en 2050 la demanda de agua podría superar en un 44% los recursos disponibles anuales, mientras que la demanda de energía podría aumentar en un 50% de aquí a esa fecha. Asimismo, el agua y la energía sufren limitaciones en muchas regiones como consecuencia del crecimiento económico y demográfico y del cambio climático, lo que amplificará su recíproca vulnerabilidad.

Además, en la actualidad, 1.400 millones de personas carecen de acceso a electricidad y más de 850 millones no tienen acceso a una fuente mejorada de agua. Y lo que es más inquietante: 2.000 millones de personas más necesitarán acceso al agua y a la energía de aquí al 2050.

dma2

Es por ello que ONU-Agua ha presentado la estrecha relación entre estos dos elementos como uno de los factores más importantes para tener en cuenta en la Agenda de Desarrollo Post-2015 y en la conceptualización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): los sectores del agua y de la energía han de ir de la mano, no se puede contemplar un mundo en el que ambos conceptos avancen de forma independiente y éste es un factor clave vital para asegurar que se puedan seguir prestando servicios en un futuro no muy lejano.

Las conclusiones de la Conferencia enfatizaron que no existe una solución general aplicable a cualquier situación, de ahí la importancia de las alianzas a nivel local. El conocimiento local resulta esencial a la hora de abordar los problemas que se plantean y resulta ser uno de los factores críticos del éxito.

Estas conclusiones servirán de base para elaborar los mensajes clave de cooperación que se utilizarán en la campaña del Día Mundial del Agua de este año y serán los primeros trazos que dibujarán, paso a paso, el panorama en la Agenda del desarrollo post-2015.

Sobre la Fundación We Are Water

La Fundación We Are Water, impulsada por la empresa Roca, tiene como objetivos, por un lado, sensibilizar a la población en general y a las administraciones sobre la necesidad de fomentar una nueva cultura del agua en el mundo y, por otro, paliar los efectos negativos relacionados con la falta de recursos hídricos, mediante el desarrollo de proyectos de cooperación y ayuda junto a diversas organizaciones como Educación Sin Fronteras, Fundación Vicente Ferrer, Intermón Oxfam y Unicef.