Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtenermás información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

Proyectos
Vicente Ferrer - hagamos un trato [ES]

Construcción de dos embalses en Settipalli y D.K.Thanda4, India

Localización

Kalyandurg

Aldeas de Settipalli, región de Madakasira, y de D.K.Thanda4, región de Kalyandurg, India

Ver todos los proyectos en un mapa

Beneficiarios

Directos:

  • En Settipalli: 5 familias agricultoras (24 personas)
  • En D.K.Thanda4:  21 familias agricultoras (87 personas)

Indirectos:

  • En Setttipalli: 394 familias (1.603 personas)
  • En D.K.Thanda4: 199 familias (703 personas)

Duración

De julio 2019 a julio 2020

Problemas

En los estados indios de Andhra Pradesh y Telangana, donde viven los grupos de población más vulnerables, los campesinos y campesinas están condicionados en su día a día por la situación de sequía crónica que sufre la zona, y por las desigualdades sociales a las que, todavía hoy, tienen que hacer frente.

Los habitantes de esta zona han luchado toda su vida contra una adversidad endémica: la esterilidad de la tierra. También han tenido que hacer frente a los bajos niveles de agua en las capas freáticas y la imprevisibilidad de los monzones que les aboca a cosechas inciertas en una zona en la que las consecuencias negativas del cambio climático ya se están haciendo sentir.

El empobrecimento de de los que viven de la tierra es la principal causa de su abandono y migración a las grandes ciudades, donde acaban hacinados en tugurios.

Objetivos

Construir dos embalses con capacidad de 33.000 m3 y 48.300 m3 en Settipalli y D.K.Thanda4 respectivamente, para recoger el agua de lluvia.

Abastecer de agua un total de 26 pozos en superficie (5 pozos en Settipalli y 21 en D.K.Thanda4).

Irrigar una superficie de 11,13 hectáreas y 49,37 hectáreas en Settipalli y D.K.Thanda4 respectivamente.

Proceder a la diversificación de los cultivos, beneficiando directamente a 26 familias de la zona (111 personas).

El agua almacenada en las nuevas estructuras servirá para recargar los acuíferos, con la consecuente protección del medio.

Descripción

Los embalses se construyen en terrenos cedidos por los agricultores que aportan su apoyo durante la construcción como mano de obra no cualificada.

El primer paso para la construcción de un embalse es la realización de un estudio geológico que confirma la existencia de acuíferos en el subsuelo. Este tipo de estructura se construye generalmente en valles, en su cota de nivel más baja donde las pendientes confluyen y el cauce de los arroyos o riachuelos del valle se estrechan dejando espacio para una amplia superficie inundable.

Si en la zona elegida las pendientes son reducidas, se construyen taludes de tierra con arena y piedras de grandes dimensiones que actúan como las paredes del embalse y garantizan la retención del agua sin riesgo de desmoronamiento. El talud izquierdo y derecho se unen en el cuerpo más sólido del embalse, el dique.

El dique se construye con cimientos y un grueso muro de hormigón armado que contendrá el agua hasta el nivel deseable, dejando fluir cauce abajo el agua sobrante. La superficie del dique se calcula teniendo en cuenta la superficie que ha de quedar inundada.

Los beneficios de los embalses

La construcción de embalses contribuye de forma decisiva al desarrollo de familias que viven de la agricultura y la escasa ganadería de la zona, ya que a través de la creación de este tipo de infraestructuras destinadas a la captación, almacenamiento y distribución del agua se hace posible la supervivencia del sector agrícola del que depende más del 80% de la población del distrito. (Ver también el proyecto de construcción de un embalse en Ganjikunta.)

De esta manera, aprovechando y gestionando eficazmente el agua y haciéndola accesible a las personas con menos recursos económicos, las familias campesinas pueden permanecer en su aldea y no tienen que emigrar a las grandes ciudades, en la mayoría de los casos, perpetuando el círculo de la pobreza extrema.

Además, la gestión del agua por parte de comunidades rurales tradicionalmente excluidas de los procesos de toma de decisión genera un cambio muy positivo. La comunidad hace suyo el proyecto, se autoorganiza para su construcción y la gestión del agua, responsabilizándose de su propio desarrollo.

36%
Objetivo33.000€
12.000€