Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtenermás información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

© Carlos Garriga/ Fundación We Are Water

Cuando la vida se cuenta por gotas

Una gota de agua que se pierde durante el riego es un tesoro que se pierde en la tierra. Los agricultores con un futuro cada vez más amenazado por la sequía no pueden ver evaporarse la poca agua que les queda: sin ella se ven abocados a la pobreza extrema. Los sistemas de riego por goteo evitan la evaporación del agua y la miseria de los que la pierden. Para ellos cada gota es el tesoro de toda una vida.

"Antes de que tuviera el sistema de riego por goteo, proveía de agua a mis cultivos manualmente. Actualmente tengo 228 árboles frutales y plantas de cacahuete. Aún tenemos que esperar otros dos años para obtener el rendimiento de las plantas de mango, por el momento el cacahuete es la fuente de nuestros ingresos.”  Así se expresaba Ganganna, un agricultor de la aldea de P. Kothakota, en 2012, tras completar la instalación del sistema de riego por goteo de sus campos, uno de los objetivos del proyecto desarrollado por la Fundación We Are Water en colaboración con la Fundación Vicente Ferrer en la India. Como la mayoría de los agricultores de la zona, Ganganna estaba abocado al monocultivo del cacahuete, y poder plantar mangos y hortalizas ha sido el primer paso para lograr la autosuficiencia.

Estas instalaciones han beneficiado también a la familia de Upendrachari, un agricultor de la aldea de Venkatagaripalyam. Durante años ha tenido que caminar 450 metros diarios cargando agua que recogía de un pozo, para poder regar sus campos: “En verano era muy difícil hacerlo de noche debido a la falta de suministro eléctrico. Mi hija tenía que esforzarse mucho para regarlas y perdíamos mucha agua. Ahora estos problemas se han resuelto ya que sólo tenemos que poner en marcha el sistema de riego por goteo.”

Tanto Gangana como Upendrachari estaban amenazados por la pobreza extrema causada por las sequías crecientes que ha llevado a muchos de sus vecinos a emigrar a los tugurios de las ciudades de India. En una situación climática de sequías cada vez más devastadoras, sobre todo en el centro y sur de India, el distrito de Anantapur, en pleno estado de Andhra Pradesh, es uno de los más afectados por el empobrecimiento agrícola. 

Ésta es una de las grandes amenazas al crecimiento socioeconómico de India, el segundo país más poblado del planeta y con más de 300 millones de sus habitantes viviendo de la agricultura. Las pérdidas por evaporación de agua en los campos cultivables son muy elevadas, principalmente en regiones con altas temperaturas como las de Anantapur que es la segunda zona más seca de toda India después del desierto de Thar. 

La irrigación por goteo es el método consistente en llevar el agua a la planta mediante pequeñas tuberías y aplicarla gota a gota cerca de la raíz. Este sistema reduce la pérdida de agua debido a la filtración y la evaporación, y un uso mucho más eficiente de los fertilizantes: en lugar de dejarlos en la superficie del suelo cerca de la planta, se mezclan en el agua y se suministran con cada gota sobre la raíz, alcanzando resultados muy superiores en la calidad de las cosechas.

La implantación del sistema de irrigación por goteo permite a los agricultores de Anantapur un ahorro de hasta un 75% de agua, una mejora en sus perspectivas de desarrollo que es el primer paso para superar la miseria. Frente a la aspersión o a las técnicas de riego manual, el sistema de riego por goteo mejora notablemente la supervivencia de las plantas que crecen de forma regular y son mucho menos vulnerables a las plagas; como le ocurrió a Ganganna: "En 2010 la Fundación Vicente Ferrer me proporcionó 300 plantas de mango, pero debido a una plaga perdí 72 plantas. Ahora mi familia y yo somos felices con el sistema de riego por goteo; gastamos menos agua y nuestras plantas crecen uniformemente y están sanas”. 

Las gotas que pequeñas tuberías inyectan en las entrañas de los humildes campos de las familias de Gangana y Upendrachari  les permiten prosperar y vislumbrar un futuro de resiliencia frente al cambio climático permaneciendo en su propia tierra.