Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtenermás información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

Portada Cambio Climático

El agua en la encrucijada del Cambio Climático y los ODS

22 de septiembre de 2015
  • La World Water Week concluye con un llamamiento a los negociadores del clima para integrar plenamente el agua en el acuerdo global de París 2015 el próximo diciembre
  • Solucionar los problemas de recursos hídricos y saneamiento se plantea como un factor clave en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible
  • El prestigioso certamen sobre el agua de Estocolmo celebró su 25º aniversario con 3.300 participantes de 125 países

Agua para el Desarrollo ha sido el lema de la esta edición de la World Water Week (WWW) celebrada del 24 al 27 de agosto en Estocolmo. 3.300 participantes de 125 países analizaron y debatieron los temas más candentes que afectan al agua y al saneamiento, y mostraron porque el agua es un factor clave en el futuro de la humanidad: sin agua no es posible un desarrollo sostenible y es uno de los factores que más incertidumbre suscita en el actual proceso de calentamiento global. El director ejecutivo del Stockholm International Water Institute (SIWI), organizador de la WWW, Torgny Holmgren, destacó este último aspecto referente al clima y lo resumió declarando: "El agua es el elemento de unión entre todos los aspectos del Cambio Climático. El Cambio Climático es el Cambio del Agua".

Esta edición de la World Water Week celebraba su 25 aniversario. El certamen comenzó originalmente como el Simposio del Agua de Estocolmo en 1991 y fue en 2001 cuando tomó el nombre de World Water Week. Desde entonces, y organizada por el SIWI, se celebra anualmente en la capital sueca y es un referente en cuestiones de gestión de las crisis del agua a la que acuden representantes de gobiernos, centros universitarios y de investigación, instituciones civiles y empresas de todo el mundo.

Clave en los Objetivos del desarrollo sostenible

El inicio de la carrera para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), marcados por la ONU como prolongación natural de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), ha sido uno de los temas recurrentes en la mayor parte de las intervenciones y debates, muy especialmente en la interdependencia de estos objetivos con el Cambio Climático.

Tal como manifestó Anders Jägerskog, consejero de la Embajada de Suecia en Amman para temas regionales de agua en Oriente Medio y África del Norte, miembro del Comité Científico de la WWW y editor en jefe del World Water Week Report, el agua es el factor clave para evaluar calentamiento global de la Tierra: "Los efectos del Cambio Climático se manifestarán a través del agua, y realmente ya lo están haciendo. Hay demasiada agua en unas zonas y demasiado poca en otras. El agua viene ahora cuando no la necesitas, no cuando sí es necesaria. Como un requisito previo para el desarrollo sostenible, el agua tiene el potencial de servir como un conector entre las naciones, no sólo entre diferentes ámbitos políticos y sectores económicos".

Con la mirada puesta en París 2015

Del 30 de noviembre al 11 de diciembre próximos, Francia va a acoger y presidir la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 (COP21/CMP11), también llamada "París 2015". Se trata de una fecha crucial, ya que debe desembocar en un nuevo acuerdo internacional sobre el clima aplicable a todos los países con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los 2ºC.

El espíritu y los objetivos de la Conferencia estuvieron bien presentes en la WWW de Estocolmo. La realidad del Cambio Climático y su influencia directa sobre el acceso al agua, la seguridad alimentaria de miles de millones de personas y el riesgo de catástrofes meteorológicas son las preocupaciones unánimes de los científicos, los gestores del agua y los gobiernos de los países más vulnerables, que han aumentado en número a medida que la ciencia ha ido constatando la realidad de la amenaza.

Un ejemplo dramático de ello fue la súplica a los negociadores en París 2015 del Presidente de las Islas Marshall, Christopher J. Loeak, para llegar a un compromiso histórico que no sólo salve a su país, sino también al mundo: "Nosotros [islas Marshall] tenemos un futuro por delante en el que literalmente seremos barridos del mapa", manifestó en referencia a la amenaza que el previsto aumento del nivel del mar supone para su país.

Anders Jägerskog también se refirió al protagonismo del tema del agua en la próxima Conferencia de París y la importancia de enmarcar ésta en la consecución de los ODS a partir de 2015: "La implementación de la agenda de desarrollo post-2015 y el esperado nuevo acuerdo sobre el cambio climático deben llevarse a cabo de manera coherente y el agua sólo puede proporcionar un puente para esta coherencia".

Rajendra Singh, premio a la sabiduría indígena

Cada año el SIWI otorga durante la World Water Week el Stockholm Water Prize Laureate, un premio concebido para el reconocimiento de personas directamente relacionadas con el trabajo en pos del acceso al agua, el saneamiento y la lucha por el desarrollo sostenible en las zonas más afectadas por la falta de estos recursos básicos.

El premio de esta edición 2015 ha sido otorgado a Rajendra Singh por sus esfuerzos por mejorar el acceso seguro al agua en la India rural y procurar mayor seguridad alimentaria y económica a los más necesitados. Singh vive y trabaja en el árido estado indio de Rajastán, donde desde hace varias décadas se dedicó a luchar contra la sequía y en favor del empoderamiento de las comunidades de la zona. En estrecha colaboración con los residentes locales, su trabajo se basa en la recuperación de técnicas ancestrales, que afirma son las que garantizan la sostenibilidad de las soluciones: "A través de la sabiduría indígena de recogida de aguas pluviales hemos logrado hacer prosperar a pueblos que estaban abandonados en la indigencia. Los problemas actuales del agua no pueden resolverse con ciencia o tecnología por sí solas. Existen problemas humanos de gobernanza, política, liderazgo y es preciso recuperar la capacidad de recuperación social. Para resolver los problemas locales del agua hay que desarrollar la acción participativa y el empoderamiento de las mujeres, vincular los conocimientos ancestrales con los enfoques científicos y técnicos modernos e invertir los modelos tradicionales de desarrollo, uso de los recursos y las normas sociales".

SOBRE LA FUNDACIÓN WE ARE WATER

La Fundación We Are Water, impulsada por la empresa Roca, tiene como objetivos, por un lado, sensibilizar a la población en general y a las administraciones sobre la necesidad de fomentar una nueva cultura del agua en el mundo y, por otro, paliar los efectos negativos relacionados con la falta de recursos hídricos, mediante el desarrollo de proyectos de cooperación y ayuda junto a diversas organizaciones como Educación Sin Fronteras, Fundación Vicente Ferrer, Intermón Oxfam y Unicef.