Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtenermás información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

La entrega de premios del concurso de UNESCO ETXEA “Dame un minuto de agua” se celebró el pasado 28 de enero en la biblioteca de Bidebarrieta de Bilbao.

4 de febrero de 2011
Durante el evento, se proyectó el último documental de Isabel Coixet, “Aral. El mar perdido”, primera iniciativa de la Fundación We Are Water.

La entrega de premios del concurso de piezas audiovisuales sobre el derecho humano al agua tuvo lugar el pasado 28 de enero a las 20:30 en la Biblioteca de Bidebarrieta de Bilbao. Durante el evento se proyectaron los vídeos finalistas y el último documental de Isabel Coixet y la Fundación We Are Water: "Aral, el Mar Perdido". El acto contó también con la participación de actores y otros personajes conocidos que animaron y dieron color a la ceremonia.

UNESCO_Foto

Bajo su compromiso con el agua como fuente de vida, UNESCO Etxea ha organizado este concurso de cortometrajes sobre el derecho humano al agua, con el objetivo de denunciar la necesidad y la falta de acceso al agua en distintos puntos del planeta.

Este certamen ha coincidido con el reciente reconocimiento oficial del derecho humano al agua y saneamiento por la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Consejo de Derechos Humanos.

Durante el acto de entrega de premios, se proyectaron los vídeos finalistas y el documental "Aral, el Mar Perdido", realizado por Isabel Coixet en colaboración con la Fundación We Are Water.

Esta participación nace del compromiso común de la Fundación We Are Water y UNESCO Etxea con el agua, ya que los objetivos principales de la Fundación We Are Water encajan perfectamente con la labor de la organización. El primero, es sensibilizar y hacer reflexionar a la opinión pública sobre la necesidad de crear una nueva cultura del agua; y el segundo realizar actuaciones de todo tipo destinadas a paliar los efectos negativos por la falta de recursos hídricos adecuados. Por ello, sus áreas de actuación incluyen la intervención en infraestructuras, educación, salud e investigación en las zonas más necesitadas del planeta.

UNESCO Etxea reconoce haberse quedado muy sorprendida con la amplia respuesta de participantes de todo el mundo en el concurso, así como con la colaboración de entidades y personas relevantes que han apoyado la campaña.

El jurado del premio, formado por personas reconocidas en el ámbito audiovisual y expertos en el tema del agua a nivel internacional, valoró las piezas más creativas y comprometidas con el derecho al agua y al saneamiento. El premio del certamen a la persona ganadora consiste en un viaje a Senegal, donde poder rodar un cortometraje documental sobre el agua y el saneamiento de la mano de UNESCO Etxea. El segundo y tercer premio consistían en una cámara HD y un Ipod Touch, respectivamente.

El cortometraje 'Invisible Needness' del director gerundense Gerard Franquesa resultó el ganador del concurso de piezas audiovisuales.

"Aral. El mar perdido": primera iniciativa de la FUNDACIÓN WE ARE WATER

"Aral. El mar perdido" es la primera iniciativa de la Fundación We Are Water, que narra las consecuencias de la desecación del mar de Aral. Este mar interior está situado entre Karakalpakstan (República Autónoma de Uzbekistán) y las regiones de Kizilòrdi y Aktubinsk en Kazajstán y, en su día fue el cuarto lago más grande del mundo, dando trabajo y alimento a numerosas personas.

La producción cuenta con destacadas colaboraciones; la voz de la narración del documental es de Sir Ben Kingsley, mientras que Tim Robbins ha colaborado con una canción en la banda sonora.

Recientemente, el film ha estado presente en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián y en el Festival de Cine Europeo de Sevilla.

UNESCO ETXEA

UNESCO ETXEA, que en septiembre de 2009 estrenó nuevas instalaciones en la Plaza de la Convivencia (Isozaki Atea) de la capital vizcaína, faculta a Bilbao el tener una relación directa de alianza con UNESCO, la prestigiosa organización internacional de Naciones Unidas. Constituida como una asociación sin ánimo de lucro UNESCO ETXEA lleva trabajando desde 1991 para promocionar en el ámbito vasco los principios y programas de la UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). Tiene vocación internacional y trabaja por la cultura de paz, el desarrollo humano sostenible y los derechos humanos, en los ámbitos local y global.