Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtenermás información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

Las claves para entender y seguir el cambio climático

3 de junio de 2015
  • La comprensión de los contenidos del Quinto Informe de Evaluación del IPCC (AR5) es clave para lograr los objetivos de comunicación señalados por los expertos en el Cambio Climático.
  • El trabajo del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change), la WMO (World Meteorological Organization) desvela una de las amenazas más serias para el acceso futuro al agua.

El cambio climático es una evidencia de la que cada vez se tienen más datos. Éstos provienen de las estadísticas, cada vez más extensivas, pero también son consecuencia de los avances en la investigación científica que muestran constantemente más interrelaciones entre variables que eran desconocidas o más confusas hace tan sólo una década. El desarrollo de este conocimiento, fundamental para poder trazar respuestas adecuadas a esta amenaza para equilibrio del planeta, evoluciona con gran rapidez y exige urgentemente un desarrollo paralelo en coordinación científica y, sobre todo, en comunicación; pues es la comunicación la herramienta que tiene que cambiar la percepción social del problema, un aspecto fundamental para avanzar en su solución.

Esta necesidad se puso de manifiesto en el taller Social Perceptions of Water and Climate que la Fundación We Are Water organizó en el marco del Día Mundial del Agua 2015, en el Roca Barcelona Gallery, en colaboración con la IABM (International Association of Broadcast Meteorology) los pasados 19 y 20 de marzo (ver la noticia) El workshop reunió a relevantes meteorólogos y expertos en la actual situación climática, el agua y la comunicación meteorológica.

Las presentaciones de los expertos proporcionaron varios elementos y plataformas claves para entender las cifras que se están barajando y seguir el trabajo de los científicos en la obtención de datos. Éstos tienen que ayudar a la urgente necesidad que tiene nuestra civilización de mitigar el fenómeno y tomar las medidas necesarias para adaptarse a lo que ya es una realidad incuestionable.

El AR5, un documento para la comprensión y la acción

Uno de estos elementos es el informe Quinto Informe de Evaluación del IPCC (AR5), cuyas conclusiones fundamentales fueron expuestas por el Dr. Jean Pascale van Ypersele, vicepresidente del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) (Ver el vídeo de su intervención o descargarse su presentación).

El AR5 es un documento fundamental para comprender la magnitud del problema y constituye la referencia básica para los responsables de políticas e iniciativas científicas respecto al cambio climático. En él queda de manifiesto cómo la influencia del hombre es evidente en el calentamiento global del planeta y se explican los hechos que lo muestran de forma tangible, como el incremento del nivel del mar unos 20 cm en el último siglo, el retroceso de los glaciares, la pérdida de hielo polar y la presencia de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Uno de los aspectos que destaca el informe es la especial incidencia que ya está teniendo y tendrá el Cambio Climático en la alteración del ciclo del agua a escala global con el aumento del estrés hídrico en amplias zonas del planeta como una de las principales consecuencias. También se destaca el incremento previsto de fenómenos meteorológicos extremos, como sequías e inundaciones en muchas zonas, y el aumento de la inseguridad alimentaria en zonas en las que ésta es ya grave.

Sin embargo, también señala el informe que tenemos la posibilidad de adaptarnos y mitigar los efectos del Cambio Climático. Como señaló Van Ypersele, "la adaptación al cambio climático y su mitigación deben ser complementarias, y la humanidad posee los medios para limitarlo y crear un futuro más sostenible y resistente", aunque advirtió que "la ventana para la acción se está cerrando rápidamente”.

El AR5 es el quinto en una serie informes que el IPCC ha venido publicando desde que fue fundado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (WMO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP). El Primer Informe se publicó en 1990, un informe adicional en 1992, un Segundo Informe en 1995, un Tercer Informe en 2001 y un Cuarto Informe en 2007. Su objetivo es evaluar la información científica, técnica y socioeconómica sobre el Cambio Climático, sus efectos potenciales y opciones para su adaptación y mitigación. El Quinto Informe engloba el trabajo de expertos en las múltiples disciplinas científicas involucradas en el estudio del clima y también los usuarios de la información, en particular los representantes de gobiernos y organizaciones.

Un objetivo muy especial y fundamental para definir la hoja de ruta frente a esta amenaza es preparar el camino para un acuerdo global y jurídicamente vinculante para reducir las emisiones de carbono en la Conferencia sobre Cambio Climático que la ONU celebrará en París a finales de 2015.

Consecuencias tangibles

Las conclusiones de los datos que arroja el AR5 vienen refrendadas por expertos en entornos en los que se manifiesta de forma tangible las consecuencias del calentamiento del planeta. En un vídeo dedicado al taller Social Perceptions of Water and Climate, la Dra. Maria Neira, directora del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud (PHE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertó de que el incremento de la temperatura agravará los problemas de malnutrición que ya son la causa de tres millones de muertes al año en las zonas más pobres de la Tierra y citó que las estimaciones de la OMS apuntan a que el cambio climático causará 250.000 muertes al año entre 2030 y 2050, considerando la malnutrición, la exposición al calor, la malaria y la diarrea.

En el mismo workshop, Ernst Rauch, director de Corporate Climate Center de Munich-Re, mostró la gran cantidad de datos estadísticos de que actualmente podemos disponer para evaluar las consecuencias sociales del cambio climático e hizo especial hincapié en su incidencia en el incremento de catástrofes de origen natural en el mundo: "Los desastres de causa meteorológica e hidrológica han aumentado significativamente en las últimas décadas, especialmente desde 1980 y son los países más pobres los que sufren las peores consecuencias de ellos".

La importancia de la comunicación

Comprender los mensajes del AR5 y comunicarlos es fundamental para conseguir la percepción social del Cambio Climático. Aquí juegan un papel básico los medios de gran difusión para crear el necesario nivel de concienciación entre la población. Los avances científicos deben contar con la comunicación como una herramienta intrínseca al desarrollo del conocimiento. Es así en cualquier disciplina y mucho más en la cuestión un calentamiento global que amenaza gravemente a todo el planeta.

También en el workshop organizado por la Fundación, Michael Williams, director de Comunicación y Asuntos Públicos de la WMO (Organización Mundial de Meteorología) dejó clara la importancia de los "hombres del tiempo" en los medios de comunicación para divulgar este conocimiento de forma comprensible, labor que debe ser tenida muy en cuenta en la hoja de ruta que programen los expertos para el futuro inmediato.

En lo sucesivo iremos publicando en este newsletter diversos aspectos fundamentales del informe AR5 que hacen referencia a la incidencia del Cambio Climático en el agua y el saneamiento.