Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtenermás información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

río un premio que es el de la esperanza

Un premio que es el de la esperanza

El corto Lágrimas de la Tierra, del mexicano David Ballesteros, ganó el premio del público de la quinta edición del We Art Water Film Festival. Es un documento del daño humano inenarrable que pueden llegar a causar los vertidos tóxicos en el agua. Los gobiernos y las empresas están obligados a controlarlos, y los ciudadanos a denunciarlos y reivindicar sus derechos. La concienciación de la juventud es la gran esperanza, en México y en el mundo.

La denominada contaminación de fuente puntual, la entrada de contaminantes localizada e identificada, es un mal endémico de muchas cuencas hídricas en el mundo cuyos habitantes malviven con altos índices de contaminación. Pero cuando esta contaminación es súbita es mucho más letal entre una población desprevenida e indefensa. Es una historia que se repite con frecuencia en muchos países en los que la vida en estas zonas, generalmente remotas, queda truncada y la población se aboca al olvido o la desidia de los gobiernos.

Lágrimas de la Tierra, corto ganador del premio del público en la quinta edición del We Art Water Film Festival, narra las consecuencias de una de estas historias. David Ballesteros, su autor, vive en Ciudad de México y está estudiando Ciencias de la Comunicación en la facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Lágrimas de la Tierra.

Lágrimas de la Tierra, de David Ballesteros, ganador del premio del público en la quinta edición del We Art Water Film Festival.

David se inspiró en el tristemente famoso vertido del río Sonora, en el noroeste de México,donde el 6 de agosto de 2014, Grupo México, la empresa minera de cobre s importante del país y una de las mayores productoras del mundo, vertió 40 millones de litros de residuos tóxicos al río.

El vertido afectó la vida de más de 22.000 personas, que no recibieron aviso hasta 24 horas más tarde, y acabó con la fauna, la flora y la salud de muchos habitantes del río, quienes perdieron sus cosechas y buena parte de la ganadería.

El desastre fue debidoa un desbordamiento en una de las piletas de lixiviados de las minas después de un episodio de lluvias intensas. Estas piletas son unas presas donde se recogen las aguas provenientes del lavado y procesado de los minerales; estas aguas van cargadas de productos tóxicos, como el ácido sulfúrico, que se utiliza para separar el cobre del mineral común, sulfatos y otros residuos.

El vertido fue calificado como el peor desastre medioambiental provocado por la industria minera en México. El Gobierno federal, ante la presión ciudadana, obligó a Grupo México a crear un fideicomiso de 150 millones de dólares para reparar el daño a los afectados. En la actualidad, las consecuencias negativas del desastre aún no se han reparado y el Gobierno ha puesto en marcha un plan de recuperación de los cauces de agua y de construcción de plantas potabilizadoras. Para la población, la amenaza de la presa sigue allí.

David Ballesteros, autor de Lágrimas de la Tierra, corto ganador del premio del público del We Art Water Film Festival 5.

El desamparo de los campesinos

“Quise hacer una historia basada en la protesta- comenta David - Hacer leyes no es lo difícil, lo difícil es respetarlas. Lo que sucede es que allí llegan empresas con un poder increíble que vierten desechos y el Gobierno tienen que hacer caso omiso por el poder de estas empresas o la contribución que hacen al país. Es una total incoherencia y una grosería, ya que hay poblaciones y comunidades que viven alrededor de estos ríos que se ven totalmente afectadas y necesitan indemnizaciones. Muchas familias se ven obligadas a migrar por que desean agua potable”.

El caso de Sonora no es único y, desafortunadamente, recurrente en muchos zonas mineras del mundo. En nuestros artículos puedes encontrar información sobre el daño de vertidos mineros en Bolivia, Ghana, Rusia, Colombia y Perú. Son todos ellos casos de contaminación puntual, localizada y conocida, y en todos ellos el denominador común del desastre humano es la indefensión de comunidades remotas y con poco peso específico político o económico.

 

México ante el cambio climático

David alerta de la situación que vive México, donde la gestión delos recursos hídricosestá plagada de polémicos contrastes y agravada por una distribución desequilibrada de la población y los efectos del calentamiento global atmosférico que se deja sentir de forma hiriente en prácticamente todo el país. “Suena muy feo, - afirma el cineasta - pero México está esperando que se acerque más el desastre. La capital va a acabar en un desabastecimiento total. Las sequías están al orden del día y las temperaturas están subiendo. Hay estados naturalmente húmedos, como Campeche, Veracruz, Quintana Roo y Michoacán, que a día de hoy han llegado hasta 40 ºC; y estados del norte calurosos hoy más calurosos que nunca: en Monterey, en el estado de Nuevo León, se ha llegado a una sensación térmica de 50ºC”.

 

Ciudad de México, a las puertas del colapso hídrico

"Ciudad de México es un perfecto ejemplo de en lo que una ciudad nunca debería convertirse”. El arquitecto mexicano Alberto Kalach inició con esta contundencia la explicación de su proyecto México, Ciudad Lacustre en el Roca Barcelona Gallery, hace cinco años. Desde entonces las noticias desde Ciudad de México no han sido buenas, como han corroborado arquitectos mexicanos, como Jorge y Arturo Arditti, Jaime Ventura y Susel Biondi en el último de los debates de nuestra iniciativa Smart Water.

David corrobora el grave desequilibrio hídrico de la gran capital y resume: “El problema radica en que sistema de presas del Cutzamala [El principal proveedor de agua para el suministro a Ciudad de México] está en un estado crítico por la falta de lluvia. Hay que tener en cuenta que la recarga del sistema que es de 25 m3 por segundo se está viendo rebasada por la demanda de 21 millones de habitantes del valle de México. En consecuencia, se están extrayendo 55 m3, más del doble. También hay pérdidas que consumen hasta el 40 % de del agua transportada, a causa de los acueductos deteriorados.”

 

Los jóvenes motores del cambio

David explica la causa de su victoria en la votación del público por la ola de potenciación del arte y la creatividad que vive la juventud mexicana: “México tiene, como Latinoamérica, una gran cantidad de creativos y artistas con mucho talento. En el país hay mucha hambre artística y muchas ganas de ver a sus creativos y artistas salir adelante”.

En México ha despertado la conciencia social entre los jóvenes y cada vez los ciudadanos ejercen presión al Gobierno y las empresas: “Se ha creado conciencia - afirma -También, esa misma juventud, está cada vez más concienciada en el papel de la ciudadanía en la solución del deterioro del agua. El mayor problema, más que ecológico, es social y de corrupción. Se tiene que ejercer presión. Yo como ciudadano tengo que dar mi parte y ser más sustentable, ahorrar agua y no consumir productos que contaminen, pero tú como empresa tienes también la responsabilidad de no contaminar y quitar el agua a las comunidades que no la tienen”.

A David le impresionó la calidad de las obras presentadas en el festival y recomienda el visionado de las 45 finalistas. Hace una llamada a los creativos del mundo a participar en la próxima edición: “Las obras presentadas constituyen un viaje por muchas realidades muy dolosas y preocupantes que se tienen que atender ya. Hago un llamado a todos los creativos para concienciar de lo importante que es ser consecuentes y agradecidos con el agua, que es el motor de nuestra vida. Invito a todos los futuros participantes a que más allá de un premio, busquen hacer un bien a sus comunidades, a su país y un bien al mundo entero”.